Herrajes

Herrajes Anticorrosivos ¡No pierda dinero!

Como profesional, su deber es que los clientes tengan un producto de máxima calidad. Por experiencia nos hemos

Como profesional, su deber es que los clientes tengan un producto de máxima calidad. Por experiencia nos hemos encontrado con clientes que han adquirido herrajes en los que el desgaste por el uso diario ha sido importante e incluso ha llegado a aparecer corrosión en muchos de ellos. Hay que tener en cuenta que en muchos lugares la lluvia, el salitre del mar o temperaturas muy elevadas puede causar corrosión en los herrajes.

Desde IDH tenemos una cosa muy clara: la calidad es lo primero. Por eso en nuestra fábrica aplicamos un doble tratamiento de protección anticorrosivo a nuestros herrajes y los sometemos a duros ensayos mecánicos para certificar la resistencia y así, garantizar la máxima calidad frente posibles daños.

En nuestra página vas a encontrar diferentes certificados de calidad, que así lo constata.

 

Tratamiento base para herrajes: cataforesis.

Este tratamiento garantiza a los herrajes una resistencia superior a 1.000 h en cámara de niebla salina. En concreto, se trata de un proceso de pintado por inmersión basado en el movimiento de partículas de polos opuestos dentro de un campo eléctrico. Por ello se aplica únicamente a herrajes metálicos. Tras este proceso, se obtiene una capa de pintura uniforme, incluso en zonas del interior de las piezas. Con esta técnica conseguimos que nuestros herrajes tengan una mayor durabilidad a la corrosión.

Dada su alta compatibilidad con otros procesos de pintados, podemos añadir a nuestros herrajes un segundo tratamiento que provoca que aumente así más su resistencia.

 

Acabado final: lacado con polvo de poliéster.

En nuestra fábrica contamos con una planta especializada en lacado, gracias a esto podemos disponer de cualquier color de la Carta RAL y atender a las demandas estéticas del mercado.

La aplicación de la capa de pintura se realiza con unas pistolas automáticas en el interior de una cabina. Aquí dentro, los herrajes se disponen suspendidos en perchas sobre las que se rocía el polvo de poliéster que queda en suspensión y se adhieren a las piezas. Después de la aplicación, los herrajes pasan por un horno para que los pigmentos se fundan y formen una película uniforme.

Antes de proceder con el lacado, cada pieza se limpia mediante una solución acuosa para eliminar cualquier residuo de grasa, polvo u otro resto de suciedad que impidan la adhesión del polvo poliéster.

Como verá, desde IDh estamos muy comprometidos también con el medio ambiente, por esta razón los vertidos de nuestra planta se consideran aguas limpias ya que no contienen productos contaminantes. El lacado poliéster es una solución respetuosa con el medio ambiente, 100% ecológica que no contamina además de ser resistente a la exposición de rayos U.V, abrasión, impacto y desgaste.

Algunas lacas y pinturas al tener alto contenido de disolventes y metales pesados, emiten gases contaminantes que contribuyen al efecto invernadero y dañan la capa de ozono, además empeoran la salud de los trabajadores. Ante esta problemática y la necesidad de lacar nuestros herrajes, el polvo poliéster es la solución. Tanto por necesidades estéticas como para tratamientos anticorrosivos. Está compuesto por partículas finas y sólidas de minerales, pigmentos y resinas. Su aplicación no genera ningún contaminante, además al realizarse en cabinas con módulos para recoger las partículas de polvo que no se han aplicado, este puede volver a recuperarse y utilizarse, por lo que apenas genera desperdicio.

Como profesionales, queremos aportar la mayor calidad del mercado a vosotros. Nuestra misión es que el producto tenga la mayor durabilidad y que el cliente final quede encantado. Así ganamos todos.

Leave a Comment